sábado, marzo 03, 2007

Mellon Collie/Infinite Sadness: El curador en la Frontera


Hace apenas una semana alcancé a ver la exposición que ha curado Miguel Zegarra para la nueva Galería Vértice. Frontera. Under de skyline, es un despliegue de obras que giran de diferentes maneras en torno ideas que el curador devela en afinidad. Las fotografías de la serie Chuninnwasi (casa vacía) de Natalia Iguiñiz, la urna con cerámicas y pintura que conforman la propuesta de Torres, el video + estructura vaporosa y efímera que improvisan Miguel Andrade junto a Chiara Macchiavello, la animación de Marco Pando, el cuadro de Christian Bendayán, el foto-montaje digital de Nicole Franchy, la impresión y video-instalación de Alfredo Márquez, así como la propuesta de Pier Stockholm, hacen frente al tema desde sus propias inquietudes y desde su particular dirección (e intensidad). Pero la función de Miguel es por lo normal hacer que los sentidos crucen los límites que las fórmulas individuales que cada artista le imponen a su obra, por un lado, y hasta aquí ese objetivo responde favorablemente a las expectativas de todos quienes hemos seguido en cierto modo su trabajo.

El recorrido de este tipo de exhibiciones temáticas hace que el espectador se coloque ante cada trabajo formulándose en silencio la pregunta “¿de qué manera esta obra enfoca el tema?”. Siguiendo a Zegarra al mirar la frontera como marca de límite (una suerte de in between continuo), uno se encuentra con la ironía de articulaciones en la imagen de Márquez (historia del arte/historia político-social), con la fotografía de Franchy y su ambivalencia como indicador de (progreso/postergación) de modernidad, con el humor de la obra de Torres (identidad/alteridad); con el filo sicológico de Stockholm (inmersión/fuga), o bien: (ansiedad por entornos asfixiantes/sosiego reparador y despejado). Además, con la impactante densidad del catálogo de escenarios de violencia que Iguiñiz presenta como hitos de memoria o monumentos (espacio, físico/tiempo, mental) y el ser híbrido masculino, auque afeminado, que como una sirena embriagada yace varado en la orilla del mar dentro de la pintura de Bendayán, mostrando las zonas yuxtapuestas entre (hombre/mujer) o (humano/animal).
Pero resulta no obstante significativa la propia presencia de Zegarra, quien omite colocar en la sala un discurso textual (incluido, no obstante, en el impreso) para infiltrar uno visual-conceptual y desplazarse así por las lindes -acaso por otros infructuosamente demarcadas- entre (artista/curador).

Su panel lo coloca en los dos extremos de las cotas de una línea horizontal que establece visualmente (referentes/ influencias) entre las obras expuestas que cruzan verticalmente a esta hacia otras que permanecen bajo la mirada aérea (under de skyline) con la que ha seleccionado su staff de artistas para esta exhibición. Ello suple muy bien la función de establecer conectores de lectura para las mismas, labor eminentemente curatorial. Pero establece además los mismos referentes para las fotografías de si mismo que a modo de obras incluye como hitos de frontera entre estos ejes verticales, al ritmo de The Smashing Pumkins (Mellon Collie/Infinite Sadnes)

Se trata así de materializar en forma gráfica, formas de asumir la curaduria que superan las maniqueas (exclusión/inclusión) que hace no muchos años algunos reclamaban para no perder el lugar de cada cosa, y para mantener un orden o una división de trabajo (o funciones) que coloque a cada uno en un sitio. No obstante, lo cierto es que el artista y el curador ocupan actualmente las áreas de actividad que cada una de estas funciones han redefinido -y, sin duda, aún redefinen- para sí.

Aquí, colgada en el blog de Arte Nuevo, puede verse otra nota sobre la misma exposición.

[Imagen 1 : Miguel Zegarra. The Skyline. Vinil y collage fotográfico sobre muro, 2007. Imagen 2: Natalia Iguiñiz, Uchuraccay. Fotografía de la serie Chunniqwassi, 2004]

2 comentarios:

miguel zegarra dijo...

hola Emilio!
cómo van en el montaje de "la persistencia de lo efímero"? desde acá les envío toda las energías posibles, me muero de curiosidad por ver los resultados!
ni tendràs tiempo de revisar tu blog, pero no quería dejar de pasar más tiempo para agradecerte muchísimo por tus comentarios. desde hace un tiempo tenemos la inquietud común de la redefinición de los roles del curador, y más que delimitar funciones, exponer actitudes frente al mundo, mostrándose tb uno mismo. eso es justamente lo q he tratado de hacer en frontera/under the skyline, de ahí la idea de incorporar esta pieza q es tb un texto visual de asociaciones cargado de mucha subjetividad...
me gustó mucho cuando hablas de ese in between continuo, q no es otra idea q la construccion espacial, a escala real, de la linea de frontera, de su horizonte.
un abrazo, nos vemos en la inauguración de la persistencia de lo efímero!
miguel

aprendiz de brujo dijo...

Hola Miguel,

Gracias por la transferencia de entusiasmo... El montaje es de los más exigentes y complicados para esta muestra de "La persistencia de lo efímero". Así como lo es el mantener un enfoque sin precedentes sobre el tema, cuya sistematización teórica es, en si, agotadora. Acabo de llegar del CCE y son casi las 4 am. El martes para mi empieza en unas horas. La secuela inevitable de esta exposición será probablemente otra (le decía ayer a Miguel López) bajo el título de "La persistencia de los curadores"... Espero verte el jueves. Abrazos.